• Construcción y deporte, protagonistas de la lista de morosos de Hacienda

     

     

    • Compañías del expresidente de CEIM, Arturo Fernández, deben unos 18 millones
    • El motorista Dani Pedrosa, que reside en Suiza, adeuda al fisco 7,8 millones
    • Los mayores pasivos corresponden a constructoras y promotoras. Reyal Urbis debe 378 millones

     

    La Agencia Tributaria publicó el miércoles el listado de morosos, que incluye a 345 personas físicas y 4.510 empresas. Estos contribuyentes tienen en común que deben al fisco más de un millón de euros y han agotado el plazo voluntario de pago. En el listado, sobresalen constructoras y promotoras inmobiliarias, principales víctimas de la crisis económica. Otro colectivo numeroso es el de los clubes deportivos, especialmente de fútbol y baloncesto.

    • Inmobiliarias y constructoras

    Las constructoras e inmobiliarias copan el ranking. Obviamente, sufrieron más que nadie el pinchazo de la burbuja y además, son compañías que gestionaban grandes volúmenes de negocio y recurrían con intensidad al endeudamiento. Ello generó que su caída derivara en inmensos agujeros en la Agencia Tributaria. La inmobiliaria Reyal Urbis, que se encuentra en concurso de acreedores, debe a Hacienda 378,2 millones de euros. Es la primera de la lista. Le siguen otras compañías del sector como Nozar (203 millones) o Prasa (101,8 millones).

    Martinsa, que generó la mayor quiebra del sector inmobiliario, mantiene con Hacienda una deuda de 65,3 millones. También aparecen en la lista proyectos fallidos como Polaris World. Arenal 2000, Arenal 2000 de Inversiones y Arenal 2000 deben en conjunto 137,5 millones y están relacionadas con Rafael Gómez, más conocido como Sandokán, que fue condenado en la Operación Malaya.

     

    • Clubes deportivos

    Los otros grandes protagonistas del listado de morosos son los clubes deportivos, especialmente de fútbol. La Unión Deportiva Salamanca, un equipo histórico que llegó a jugar en Primera División y que desapareció hace dos años, ha dejado una deuda de 13 millones de euros. Le sigue el Lleida, un club en activo y que juega en segunda división, con 11,3 millones. El Huelva o el Murcia son otros de los equipos que tienen abultadas deudas.

    En cualquier caso, la mayor deuda en el ámbito deportivo no corresponde a un club, sino a una persona física. El motorista Dani Pedrosa, cuya residencia fiscal se encuentra actualmente en Suiza, debe 7,8 millones. El abogado David Gil Fernández, en nombre y representación de Pedrosa, aseguró que esa deuda “no es firme en vía administrativa, lo cual significa que hoy por hoy ni siquiera los tribunales económico-administrativos integrados en el Ministerio de Hacienda han validado en última instancia la legalidad y procedencia de la suma reclamada por la Agencia Tributaria”. Indica que existen discrepancias con la Administración, pero no voluntad de defraudar. Por otra parte, el exjugador de fútbol Gabriel Milito tiene pendiente de pago 1,8 millones.

    El Club Bàsquet Girona, con 10,1 millones de euros, es la entidad con una mayor deuda dentro de este deporte. Joventut de Badalona, que llegó a ganar la copa de Europa, debe 3,6 millones. Lucentum Baloncesto Alicante o el Estudiantes, también figuran en el listado.

    • Empresarios

    Entre los empresarios, destaca el expresidente de la patronal madrileña, Arturo Fernández. Sus empresas Cantoblanco Alimentación, Cantoblanco Colectividades y Arturo Grupo Cantoblanco, deben al fisco casi 18 millones de euros.

    Otro nombre destacado es el de Antonio Catalán, fundador de AC Hoteles. Su sociedad patrimonial, ANCA Corporate, que sufrió años atrás una dura sanción de Hacienda debe 59,1 millones de euros. Figuran también cinco miembros de la familia Serratosa, perteneciente a la burguesía industrial valenciana. Cada uno debe entre tres y cuatro millones.

    Carlota Areces, Carlos Areces y Javier Areces deben individualmente en torno a un millón de euros. Los tres son sobrinos del fundador de El Corte Inglés, Ramón Areces, y están ligados a la Corporación Ceslar, accionista minoritario de la compañía. Carlota Areces fue expulsada en agosto del consejo de El Corte Inglés por su rechazo a la entrada de capital catarí en la firma.

    La persona física que mantiene una mayor deuda con Hacienda es Agapito García, a quien el fisco  reclama 26,8 millones de euros. Se trata de un empresario poco conocido socialmente que figura como administrador, socio o miembro de la dirección de una cincuentena de empresas.

    Manuel Rein, un tiburón financiero de los ochenta y que llegó a controlar el grupo Puleva, debe 4,2 millones de euros.

     

    • Rostros conocidos

    Entre las caras conocidas que figuran en la lista sobresale Mario Conde, el que fuera presidente de Banesto durante su intervención por el Banco de España, debe 9,9 millones. Lorenzo Sanz, expresidente del Real Madrid, mantiene un pasivo con la Agencia Tributaria de 1,3 millones, mientras que Santiago Gómez Pintado, que pugnó también en 1995 por ser presidente de este equipo de fútbol junto a Ramón Mendoza y Florentino Pérez, debe 5,6 millones. Mejor dicho, la deuda corresponde a su empresa Otaysa.

    El periodista y escritor César Vidal también figura en la lista de morosos y tiene pendiente de pago 2,5 millones de euros. Por su parte, el abogado José Emilio Rodríguez Menéndez debe 3,6 millones.

    La actriz Marisa Porcel se encuentra en la lista con 1,4 millones. Porcel era la protagonista de las escenas de Pepa y Abelino en un programa producido por José Luis Moreno. Sus empresas Alba Adriástica y Kulteperalia deben más de tres millones. Los diseñadores Victorio & Lucchino han visto como su empresa V&L Costura, diseño y moda entraba en concurso de acreedores y debe 2,65 millones.

     

    • Grandes quiebras

    La lista de morosos hecha pública por la Agencia Tributaria incluye el nombre de un gran número de empresas en concurso o liquidadas, que mantienen deudas con el fisco y que difícilmente van a poder ser recuperadas. El caso más llamativo es el de las compañías ligadas al expresidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, actualmente en prisión por el vaciamiento patrimonial del Grupo Marsans. En el listado figuran tres compañías vinculadas a Díaz Ferrán: Viajes Marsans, con un pasivo de 23,8 millones, seguida por Air Comet (13 millones) y Viajes Crisol (1,71 millones). En total, una deuda de 38,5 millones de euros, a la que hay que unir los 2,1 millones de pasivo de Teinver, la sociedad instrumental que utilizaban Díaz Ferrán y su socio Gonzalo Pascual, ya fallecido, para gestionar su vasto patrimonio inmobiliario.

    Otro concurso que estuvo muy ligado a los impagos de Marsans fue el de Orizonia, el grupo empresarial que tampoco se salvó de la liquidación pese a los intentos de Barceló o Globalia por rescatarlo. El grupo mallorquín figura en la lista de morosos, con una deuda de 4,76 millones de euros.

    También ligada al sector de la aviación, la aerolínea Spanair, que cesó sus operaciones a finales de 2012, figura en el listado de la Agencia Tributaria con un pasivo de 7,19 millones de euros. En septiembre de 2014, un juzgado mercantil de Barcelona condenó a todos los miembros del consejo de administración a pagar solidariamente la cantidad de 10,8 millones de euros.

    Otra quiebra sonada en el panorama empresarial fue la de Fórum Filatélico, cuya estafa a la hora de vender sellos a clientes afectó a cerca de 270.000 personas con un quebranto cercano a los 3.700 millones de euros. La compañía también figura en el listado con una deuda de 1,9 millones de euros.

    Otro empresario que sale especialmente mal retratado es el ya fallecido José María Ruiz Mateos, fundador del holding Rumasa y de su secuela Nueva Rumasa, con un entramado de empresas como Dhul, Clesa, Garvey, Trapa, Hotasa o Hibramer. Las tres primeras aparecen con deudas superiores a un millón de euros con Hacienda: Garvey adeuda 7,4 millones, Clesa 6,7 millones y Duhl 2,1 millones. Al global de 16,2 millones hay que añadir otras dos deudas ligadas al holding familiar mediante el nombre de Inversiones Ruiz Mateos SA (1,28 millones) y José María Ruiz Mateos SA (1,95 millones).

    Uno de los últimos grandes grupos empresariales que suspendió pagos y que ha salido parcialmente del concurso fue Pescanova. La multinacional gallega también figura en el listado, con un pasivo de 4,3 millones de euros. Instantes después de hacerse pública la lista, la compañía se apresuró a aclarar que esa deuda ya había sido liquidada con anterioridad. La empresa argumenta que el listado corresponde a las deudas pendientes hasta el 31 de julio de 2015 y que desde esa fecha “se ha venido abonando a la Agencia Tributaria diversas cantidades, quedando la totalidad del saldo liquidado, excepto por unos recargos recurridos ante el Tribunal Económico Administrativo Central”.

    Banco Madrid, que se encuentra en concurso de acreedores y en fase prácticamente de liquidación debe 1,7 millones a la Agencia Tributaria. La suerte de esta entidad se torció cuando su matriz, la Banca Privada de Andorra (BPA), fue intervenida por las autoridades. Estados Unidos acusó a la compañía de blanqueo de capitales, lo que supuso el principio del fin de Banco Madrid, que el Gobierno rechazó rescatar con dinero público.

    • Otros sectores

    En el top ten de deudores aparece la Organización Impulsora de Discapacitados (OID), una supuesta organización sin ánimo de lucro que tiene abiertos diversos procesos judiciales. La OID debe 86 millones de euros. Por otra parte, Desguaces La Torre, propiedad de Luis Miguel Rodríguez, conocido como el Rey de la chatarra, tiene pendiente 6,89 millones. La Autopista Madrid Sur, responsable de la fallida R4 que une Madrid con Ocaña, debe 1,7 millones.

     

    Fuente:  Cinco Días
    Leave a reply →

Deje una respuesta

Cancelar respuesta

Photostream