• Hacienda aumentará el límite exento en la tributación por despido

    Presentará una nueva propuesta a los sindicatos y contemplará la antigüedad

    El Gobierno remitirá en la próxima semana a los sindicatos y patronal una nueva propuesta sobre la tributación de la indemnización por despido que figura en el anteproyecto de reforma fiscal.

    Según el secretario de Estado de Hacienda, Miguel Ferre, en la reunión que ayer mantuvo el Gobierno con las fuerzas sociales se llegó “al punto común de aumentar el mínimo exento de la tributación“, que en el anteproyecto contempla un mínimo de 2.000 euros por año trabajado. Destacó que Hacienda “ha desechado otras posibilidades”, en referencia a la propuesta de Montoro de suprimir la deducción de las indemnizaciones del Impuesto de Sociedades que se practican las empresas. “Podría ser más perjudicial”, señaló.

    Ferre, que apuntó que el proyecto de ley de la reforma fiscal no será aprobado hasta el día 25 por el Consejo de Ministros, señaló que su departamento analizará en estos días “los diferentes escenarios con el impacto recaudatorio” de ese límite, que los sindicatos recordaron que llega a los 180.000 euros en el País Vasco y Navarra.

    También comentó el secretario de Estado que el Gobierno tiene intención de hacer una ponderación de manera que las personas con un mayor número de años trabajados cuenten con una mayor exención. “Computar euros por año trabajado va a hacer que las personas con más edad tengan más cantidad de indemnización que va a quedar exenta”. “El elemento de la edad va a ser muy importante”, porque las personas más mayores «van a tener un tratamiento más beneficioso», añadió.

    Curiosamente, no avaló las cifras de recaudación por esta medida que Cándido Méndez, secretario general de UGT, puso en boca del Gobierno. En concreto Méndez mencionó que “es pírrica” esa recaudación, ya que el Gobierno prevé 137 millones y que “se puede ajustar a unos 70” con ese mínimo exento en 2.000 euros. Como ya adelantó este diario, se trata de la cifra que figura en los Presupuestos Generales en el capítulo de beneficios fiscales por este concepto. Sin embargo, Ferre señaló que “en las estimaciones del Gobierno salen cifras más altas”. Obviamente, la implantación de la tributación de las indemnizaciones tendrá un mayor efecto recaudatorio en los tramos más altos de renta por el efecto de la progresividad de la tarifa. No hay que olvidar que las cantidades no exentas de la nueva norma deberán sumarse a la base Imponible del contribuyente.

    Los sindicatos consideran que si el Gobierno quería evitar las prácticas abusivas en los pactos de despido de la alta dirección de las empresas, “no es una solución acabar con el sistema actual” por el que no tributan las indemnizaciones y menos poniendo un límite en 2.000 euros. Ignacio Fernández, secretario general de CCOO, advirtió al Gobierno que esta media afecta a los que están en peor situación. “Hay que proteger a los que peor lo pasan y esos son los que resultan despedidos, cuando además la indemnización se convierte en su única renta durante un periodo largo de tiempo o entre quienes podrían empalmar su salida con la jubilación”.

    Leave a reply →

Deje una respuesta

Cancelar respuesta

Photostream