• La banca española aplica una rebaja histórica a los préstamos a pymes

     

     

    El tipo medio de los nuevos créditos de hasta 250.000 euros otorgados a las pequeñasy medianas empresas baja de golpe 37 puntos básicos en junio, hasta marcar un nuevo récord en 2,64%.

    Muchos expertos siguen poniendo en duda los efectos de la heterodoxa política monetaria aplicada por el Banco Central Europeo (BCE) para reavivar la economía. Pero en algunos segmentos los números son elocuentes. Según los últimos datos del Banco de España, a 30 de junio, la banca española aplicó la mayor rebaja mensual de la historia al tipo medio que aplica a los nuevos préstamos de hasta 250.000 euros, es decir, destinados principalmente a las pymes. Éste se situó en el 2,64%, cuando hace sólo doce meses se encontraba en el 3,54%. “Todos los activos de los bancos se han beneficiado de la mejora de las condiciones de financiación. El impacto en el caso de la banca española es aún más obvio”, apunta JoséLuis Martínez, portavoz de la Asociación Española de Banca (AEB).

    Sólo en junio se ha producido un abaratamiento de 37 puntos básicos, el mayor de la serie histórica facilitada por el supervisor (junio de 2010). “Esta evolución demuestra una mejora de la eficiencia de la banca española respecto al resto de las entidades europeas”, añade Martínez.

    Además de las políticas aplicadas por el BCE, como factor exógeno, y la mejora de las perspectivas económicas en España, como endógeno, hay otro factor que ha contribuido a que las pequeñas empresas accedan a la financiación a un coste menor: la dura competencia en la concesión de nuevos créditos, lo que, a su vez, puede estar mermando los márgenes de las entidades.

    Banco a banco

    El rendimiento de la cartera de créditos a clientes ha sufrido un descenso de 35 puntos básicos en la gran banca durante el último año, pasando del 2,51% al 2,16% entre junio de 2015 y junio de 2016. Cuatro entidades superan este recorte, con Popular -53 puntos básicos- a la cabeza, seguido de CaixaBank -42 puntos básicos-, BBVA -38 puntos básicos- y Santander -36 puntos básicos-.

    La rebaja se ha producido a nivel general, independientemente del plazo e importe del préstamo. Por ejemplo, el tipo medio ponderado para créditos de entre 250.000 y un millón de euros, en los que se incluyen las pymes pero también otras empresas de mayor tamaño, cayó en junio hasta el 1,86%. Éste ha bajado un 19% en los últimos doce meses. Pero las más beneficiadas han sido, como es lógico, las grandes compañías. El precio de los nuevos préstamos de más de un millón de euros se ha reducido hasta el 1,68%, cuando hace un año se colocaba en el 2,29%.

    Esta situación ha llevado al Banco de España a vigilar el precio de las nuevas operaciones de crédito, analizando bajo lupa los modelos de fijación de precios. Tal y como adelantó EXPANSIÓN el pasado 26 de julio, el supervisor pidió en mayo estos modelos a grandes bancos y de tamaño medio. Trata de averiguar que, efectivamente, los precios que se están aplicando a los préstamos cubran todos los costes de producción. Dentro de estos se incluyen los de financiación; transformación (personal, analistas, canales de distribución, entre otros); riesgo de crédito, es decir, lo que podría llegar a perder la entidad; y el coste de capital.

    No es baladí que las entidades que mantienen los mejores márgenes sean aquellas que centran su estrategia en la concesión de créditos a pymes. Tanto Sabadell como Popular, entidades en las que el negocio de empresas y pymes tiene, precisamente, un peso más elevado, reciben las mayores rentabilidades de los préstamos y, por tanto, presentan los mejores márgenes. “El principal motivo de la rebaja de los precios aplicados a las pymes es el entorno de tipos bajos, a lo que hay que añadir el Brexit, la incertidumbre política y la elevada competencia”, señalan en Popular.

    Pero los expertos no ven que los tipos puedan ir mucho más abajo. “Por ahora, la competencia sigue siendo sana, pero dejará de serlo si empieza a tener un efecto nocivo en los balances”, añaden fuentes financieras.

    Junto a la caída del precio de los créditos, es reseñable la caída del volumen de la nueva producción, debido sobre todo al menor negocio de grandes empresas. La nueva producción de grandes corporaciones ha caído un 29% en los cinco primeros meses de 2016 frente al mismo periodo del año anterior, al conceder las entidades 63.000 millones. El de pequeñas empresas se frena un 6,8%, a 50.000 millones; y el de medianas crece un 0,6%, hasta 14.700 millones.

     

    Fuente: Expansión
    Leave a reply →

Deje una respuesta

Cancelar respuesta

Photostream