• Las mujeres tienen que trabajar 79 días más al año que un hombre para terminar cobrando lo mismo

    • La brecha salarial entre hombres y mujeres se sitúa en el 24%

    • Galicia, la comunidad donde hay una mayor brecha salarial

    La crisis ha agudizado una de las principales lacras de nuestro mercado laboral: la desigualdad salarial entre hombres y mujeres. “No sólo hay menos mujeres trabajadoras sino que además sufren una mayor brecha salarial”, ha denunciado este lunes Almudena Fontecha, responsable del área de Igualdad de UGT.

    La diferencia entre lo que ganan hombres y mujeres en España por un trabajo de igual valor se situó al cierre de 2012 en un 23,93%, la tasa más alta de los últimos cinco años, según un informe presentado hoy por el sindicato.

    Las trabajadoras cobraron ese año de media 19.537 euros anuales, 6.144 euros menos que los varones (que percibieron una media de 25.682 euros), por lo que las mujeres deben trabajar 79 días más que un hombre para cobrar lo mismo. Además, para cobrar una pensión de la misma cantidad, una mujer necesita trabajar 11 años y medio más que un hombre en un trabajo de igual valor.

    El informe ‘Trabajar igual, cobrar igual’, que UGT publica con motivo del Día Europeo por la Igualdad Salarial -que se celebrará el próximo el 22 de febrero-, analiza los datos de la última Encuesta Anual de Estructura Salarial de 2012, publicados por el INE, y concluye que España es ya la “campeona europea” de brecha salarial.

    ‘Ausencia de políticas de igualdad’

    Para el sindicato, “la ausencia de políticas de igualdad y la falta de vigilancia del cumplimiento de la ley que prohíbe este tipo de discriminación” son las principales responsables del aumento de la brecha salarial, ya que “no hay factores objetivos” que expliquen estas diferencias.

    “A las mujeres se nos decía que alcanzaríamos nuestro maná de la igualdad cuando tuviéramos los niveles de formación que el mercado laboral demandaba y cuando pudiéramos conciliar. Hoy ninguno de estos argumentos se soporta. No existe ninguna razón objetiva que justifique que a las mujeres se les pague menos”, asegura tajante Fontecha.

    En los años analizados, entre 2008 y 2012, la brecha salarial aumentó en todos los sectores de actividad, especialmente en el ámbito educativo y sanitario (un 7,65% y un 6,02% respectivamente).

    Las diferencias salariales más elevadas se producen en las ocupaciones que exigen menos cualificación, precisamente aquellas más feminizadas, como en el sector servicios, donde las tareas no cualificadas son realizadas en un 80% por mujeres, que cobran un 30,67% menos que sus compañeros varones. Sin embargo, tampoco se salvan de esta discriminación las mujeres que ocupan cargos de responsabilidad: las directoras y gerentes cobran un 16,08% menos que los hombres en estos puestos.

    Por comunidades, Galicia se sitúa a la cabeza con la mayor brecha salarial. Sólo Baleares, Canarias, Castilla-La Mancha, Extremadura y la Comunidad de Madrid tienen una tasa inferior a la media nacional.

     

    EL MUNDO

     

    Leave a reply →

Deje una respuesta

Cancelar respuesta

Photostream