• Proponen crear un sello para distinguir quién paga de forma correcta a las pymes

    • El objetivo del sello es reconocer a las grandes compañías e instituciones que cumplan “escrupulosamente” con los plazos de pago que establece la ley.
    • Este sello irá impreso en las facturas de las empresas que se adhieran a una certificación de calidad. Las empresas del Ibex presentan una demora media en los pagos de casi el triple (168 días) de lo que exige la ley (60 días).
    • El incumplimiento del plazo legal de pago a proveedores y otras empresas suponen unos intereses de demora de más de 1.200 millones, según la PMcM

     

    Las quejas del colectivo de pymes y autónomos por cobrar sus facturas en plazo siguen aumentando de volumen y en medio de ese torrente de denuncias, que salpica incluso a la gran mayoría de empresas del Ibex, ha creado el sello de ‘buen pagador’ para identificar a las diligentes.

    El escenario que ha dibujado al respecto la Plataforma Multisectorial contra la Morosidad (PMcM), que aglutina a cerca de un millón de empresas, no invita al optimismo, a pesar de la leve mejoría del 7% detectada en 2013 si se compara con los datos de 2012. Entre las morosas acumularon 43.375 millones de euros en 2013 fuera del plazo legal

    Tras analizar los datos de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) en el último ejercicio, las empresas del Ibex presentan una demora media en los pagos de casi el triple (168 días) de lo que exige la ley (60 días). Entre las morosas acumularon 43.375 millones de euros en 2013 fuera del plazo legal.

    El colectivo de pymes y autónomos cree que estas demoras suponen para estas compañías un “ahorro financiero considerable”.

    Según un informe elaborado por la PMcM, el incumplimiento del plazo legal de pago a proveedores y otras empresas suponen unos intereses de demora que superan los 1.200 millones y un ahorro financiero de más de 1.430 millones.

    Otro estudio sobre Comportamiento de Pagos de las Empresas Españolas realizado por Informa D&B (compañía de CESCE) ha revelado que, desde comienzos de 2014, tanto la Administración como las empresas privadas acumulan un retraso medio de 97,02 y 94,77 días, respectivamente.

    Reconocimiento a las compañías

    Sin embargo, una nueva línea de trabajo ha irrumpido en medio del combate contra el retardo en los pagos a proveedores.

    La Plataforma asegura que, al margen de las denuncias contra la morosidad, las compañías que sí cumplan en plazo sus compromisos podrían recibir un reconocimiento por parte de pymes y autónomos. La adhesión implicará una cuota anual de 1.600 euros

    Es decir, si la gran empresa paga bien a sus proveedores y lo respalda la Plataforma, el mercado le será más favorable y, por el contrario, perjudicará a las que incumplen el plazo legal.

    Ese es el propósito del citado sello oficial: reconocer a las grandes compañías e instituciones que cumplan “escrupulosamente” con los plazos de pago que establece la ley.

    Con el lema ‘Soy responsable con los pagos’ (SRP), este sello irá impreso en las facturas de las empresas que se adhieran a esta certificación de calidad.

    La adhesión implicará una cuota anual de 1.600 euros, señalaron fuentes de Interbank Network, la consultora que ha firmado un acuerdo de colaboración con la Plataforma para la implantación del sello.

    La Plataforma buscará “adhesiones y compromisos de pagar bien”, comenta Antoni Cañete, director de la PMcM.

    Tres para empezar

    La certificación podría tener “más aceptación” entre las empresas que cotizan en el mercado continuo, indicó Miguel Ángel Robles, director de Interbank Network, ya que entre las del selectivo solo tres, al margen de las del sector financiero, figuran al corriente en sus pagos.

    “Empezaremos por esas tres”, aseguran esas mismas fuentes de Interbank Network y en relación con su estrategia de captación. En la consultora apuestan por una “adhesión importante” en el grupo de empresas que cotizan en el mercado continuo.

    Mientras, el colectivo de pymes y autónomos suspira por la aprobación de un régimen sancionador para las empresas morosas.

    Este cambio legislativo, que la Plataforma cree que no tardará pero que oficialmente carece de una fecha determinada, incluiría sanciones para las grandes empresas que incumplan los plazos previstos en la Ley de lucha contra la morosidad de 2010.

    La Plataforma confía en que las multas para las empresas incumplidoras puedan alcanzar hasta los 900.000 euros.

    “Solo así podemos erradicar esta lacra”, opina el director de la PMcM, quien a tenor de los datos que maneja la Plataforma asegura que las grandes compañías se financian “en cierta manera” a costa de sus propios proveedores, que en su mayoría son pymes y autónomos.

    20 MINUTOS

    Leave a reply →

Deje una respuesta

Cancelar respuesta

Photostream